BOLETÍN FORO SOCIAL

Cualquier contenido de esta página puede ser usado o reproducido libremente.

LEE, BÁJETE LA EDICIÓN IMPRESA DE LOS BOLETINES DEL FORO SOCIAL DE SEGOVIA
¡¡¡YA ESTÁN TODOS!!!

sábado, 1 de noviembre de 2014

El Ébola y los recortes en Sanidad a debate en Segovia


Audio de la chala.
Momentos:
00:00:00, Presentación por representante de Marea Blanca.
00:01:32, Intervención de Santiago García Carbajosa.
00:32:10, Intervención de Carlos Barra.
01:00:50, Participación del público asistente.


Video de la charla.
Momentos:
00:00:00, Presentación de la charla por una representante de Marea Blanca.
00:01:35, Intervención de Santiago García Carbajosa.
00:32:18, Intervención de Carlos Barra.
01:01:28, Intervención público asistente.

Se ha celebrado la charla-debate con el título «Los recortes en sanidad matan - La crisis del ébola» a las 19:30 horas en el salón de actos del Centro de asociaciones de Autoayuda y Voluntariado. El acto había sido organizado por Marea Blanca y Foro Social de Segovia y en él han intervenido Carlos Barra, médico especialista en el Sistema Nacional de Salud y Santiago Garcia Carbajosa, médico microbiologo,
Una representante de Marea Blanca de Segovia presentó a los intevinientes para después dar la palabra a Santiago Garcia Carbajosa, que hizo una minuciosa exposición sobre la crísis del ébola.
Según el Dr. garcía Carbajosa, nos  remontamos a 1976, El río Ébola es un afluente del Congo, en la república conocida por ese nombre, lindando con la zona de los grandes lagos. Allí habitan grandes murciélagos frutifagos, que son el reservorio del virus. Los murciélagos son inmunes pero un día el EVE saltó a los primates superiores (chimpacés y gorilas, de estos últimos se calcula que han perecido sobre 5.000) con devastadores efectos. De ahí al hombre, con resultados igualmente letales. 


La media de mortandad en los humanos infectados es del 79%, oscila entre el 40 y el 92%. No hay tratamiento y es altamente contagioso”, explicó García Carbajosa.

Otro dato para dar una idea de su capacidad infectiva: al objeto de estudiar el origen de la actual epidemia, declarada en Liberia el 23 marzo de 2014, la OMS movilizó a 60 investigadores, 5 murieron. Si eso pasa en un laboratorio, imaginen en ciudades caóticas como Lagos o Monrovia, o en aldeas remotas con una precaria red sanitaria donde el primer consejo que dan es el de no ir al hospital. Gracias a esta investigación de la OMS se sabe que la actual epidemia ha tenido dos brotes: uno, el más leve, en Zaire, el otro en Liberia. En agosto la OMS consignaba sobre 1.500 muertes confirmadas por EVE. A 6 de octubre la lista asciende ya 3.381.

Una vez en el cuerpo, el virus tiene una fase de latencia de entre 2 y 21 días. En este lapso el infectado no es contagioso, igualmente se ha detectado que un 17% de los infectados no desarrolla la sintomatología. Pero el resto sí. Empieza con fiebre alta, diarreas, vómitos, cefaleas y estrechamiento de las vías respiratorias; una especie de gripe violenta. El problema es que el virus se ceba en el sistema inmunitario, y en las plaquetas. Sin capacidad de coagulación empiezan a proliferar las hemorragias internas, causa de los moratones en la piel. Al final, en un plazo de unos 40 días desde la aparición de los síntomas llegan los fallos multiorgánicos o el fallecimiento por insuficiencia de caudal sanguíneo.


A continuación intervino Carlos Barra, que aseguró, como lo hizo en su momento, que el traslado y posterior ingreso del misionero repatriado había transmitido una sensación de improvisación que no ayudaba en nada para disipar cualquier temor que la opinión pública pudiese albergar; asimismo indica que las declaraciones de los responsables sanitarios aquellos días desprendían un aire de triunfalismo absurdo y peligroso.

La rueda de prensa entonces convocada resultó patética, mostró la ausencia de una ministra que ya había demostrado suficientemente su incapacidad manifiesta para ostentar el cargo, y la comparecencia de una Directora General de Salud Pública, incapaz de dar explicaciones fundadas y coherentes. Se pudo constatar también en aquellas fechas que la percepción de improvisación era compartida por muchos profesionales que, en diferentes medios de comunicación, expresaron la falta de información que tenían, la escasa preparación que se les había dado para afrontar la atención a pacientes contagiados por Ébola, así como sus dudas respecto a que pudieran contar con los medios adecuados y necesarios para afrontar el reto de asumir la atención de infectados por el virus. A pesar de ello, las autoridades sanitarias del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Sanidad de Madrid manifestaron que los riesgos eran prácticamente nulos y que estábamos perfectamente preparados para poder efectuar la atención sanitaria requerida con una seguridad casi absoluta.
Carlos Barra, después de indicar estas observaciones sobre cómo se había afrontado la llegada del ébola a nuestro país, centró su charla en los recortes que ha sufrido la sanidad pública que han supuesto un progresivo deterioro de esta en beneficio de la privatización de estos servicios.

Después se dio paso a las preguntas e intervenciones de las personas presentes en el acto.

Se pueden oír o ver y oír el contenido de la charla coloquio en los enlaces que figuran a continuación.