BOLETÍN FORO SOCIAL

Cualquier contenido de esta página puede ser usado o reproducido libremente.

LEE, BÁJETE LA EDICIÓN IMPRESA DE LOS BOLETINES DEL FORO SOCIAL DE SEGOVIA
¡¡¡YA ESTÁN TODOS!!!

miércoles, 11 de marzo de 2015

Inaugurada La exposición sobre los desaparecidos durante la dictadura de Guatemala


Se ha inaugurado con la presencia del escritor guatemalteco Estuardo Álvarez la exposición sobre los desaparecidos durante la dictadura de Guatemala, a las 20 horas de la tarde en el Centro Civico San José y se podrá ver hasta el 25 de este mes organizada por el Foro Social de Segovia.

El día 21 de junio fue una fecha trágica para el movimiento sindicalista guatemalteco. En 1980 fueron detenidos y luego desparecidos 27 representantes sindicales, cuando celebraban un asamblea en la oficina de la Central Nacional de Trabajadores (CNT). Con motivo de este suceso, se conmemora en Guatemala cada 21 de junio el Día Nacional de las Desapariciones Forzadas.


El ataque a la sede de la CNT se da en un momento en que el sindicato estaba cobrando cada vez más fuerza, recibía amenazas y allanamientos de sus locales de manera permanente. La doctrina de seguridad del gobierno guatemalteco era que el movimiento sindical era parte de la insurgencia, por lo que la mayoría de los sindicatos tenían infiltrados. Esta asamblea del 21 de junio fue suspendida a última hora por el propio sindicato, que fue avisado del peligro que corrían. No dio tiempo a hacer llegar el aviso a todos los convocados, 27 de ellos se presentaron. El asalto fue una operación relámpago, se desarrolló en cinco minutos. Los asaltantes llevaban metralletas y había al menos tres mandos militares. No se oyeron disparos solo golpes y gritos. A los cinco minutos se llevaron a la gente, cuando entraron los compañeros la sala estaba llena de sangre. Durante el transcurso de la operación se cortaron las calles, lo cual hace suponer a la defensa que es una operación perfectamente planificada desde el gobierno con la colaboración de Ejército y Policía. Dos meses después se realizó otra asamblea del mismo sindicato en una finca a las afueras de Guatemala y otras 17 personas fueron detenidas y desaparecidas. El vigilante de la finca apareció asesinado. Los familiares de los desaparecidos que empezaron a investigar sufrieron amenazas y en su mayoría tuvieron que exiliarse.


Cuando le preguntamos por el futuro de todas las querellas abiertas, Estuardo tiene claro que ahora mismo” la estructura militar y paramilitar, que tanto daño ha causado al pueblo de Guatemala, sigue vigente con el aval del empresariado nacional y transnacional. Los movimientos sociales y de defensa de los derechos humanos están sufriendo una criminalización constante en los medios. En muchos casos se les trata como a terroristas”. No obstante, Estuardo Álvarez en que hay un antes y un después de la condena a Efraín Ríos Montt, aunque está finalmente fuera anulada. “Esta condena ha sido muy esperanzadora, ya que antes de ella se sentía que los criminales de guerra eran intocables, que nadie podía contra ellos, pero se ha demostrado que localmente se tiene el valor de juzgar y sentenciar a un tirano con todo el poder que ostenta y ostentaba.Antes se tenía miedo, ahora hay esperanza.”

Prensa: Guatemala, del miedo a la esperanza