BOLETÍN FORO SOCIAL

Cualquier contenido de esta página puede ser usado o reproducido libremente.

LEE, BÁJETE LA EDICIÓN IMPRESA DE LOS BOLETINES DEL FORO SOCIAL DE SEGOVIA
¡¡¡YA ESTÁN TODOS!!!

martes, 8 de diciembre de 2015

NO MÁS MUERTOS SOBRE LOS MUERTOS


La machacona insistencia de los medios y los dirigentes políticos occidentales, está instalando en la conciencia colectiva el imperativo de que la guerra es la única respuesta concebible ante los atentados sangrientos del 13 de noviembre en Paris.

La promoción del miedo y el repliegue sobre las certezas identitarias de Occidente que hablan de valores democráticos, de acogida al extranjero (¿?), de promoción de la justicia, de tolerancia (¿?) etc., para enfrentarla a la “barbarie” en que se resume e identifica al adversario caracterizado por los opuestos: violencia, intransigencia, fundamentalismo….simplifican el panorama a dos premisas: el bien (nosotros) frente al mal (ellos).

Casualmente, idéntica promoción de aquella campaña que en 2003 justificó la intervención en Afganistán y luego en Irak.


La tragedia que vivió Oriente Medio a partir de entonces, con la agresión estadounidense y sus aliados, (entre los que se encontraba España), está en el origen del gran incendio sirio que, junto al colapso del estado irakí, desestabiliza toda la zona.

Es lógico que las grandes potencias escondan las verdaderas razones de su intervencionismo militar que, por cierto, data de bastante antes que se produjeran los atentados parisinos. Intentan por todos los medios preparar el terreno de la escalada del conflicto ante sus respectivos ciudadanos, que permanecen en estado de shock ante el hecho objetivo del drama cercano y la necesidad de una respuesta. Estamos siendo descaradamente manipulados por intereses que no son los nuestros: se llaman reservas estratégicas de gas y petróleo, se llaman negocios armamentísticos (EEUU y Francia primeros y segundos vendedores mundiales de armas), se llama control geopolítico de zonas vitales para la economía capitalista y para el domino global de las potencias Occidentales.

Ante la disyuntiva cada vez más cercana entre guerra y paz, no podemos mantenernos al margen; las consecuencias de la guerra en Siria son más de 200.000 muertos y casi 5 millones de exiliados. En Europa ya estamos recogiendo la espuma de miles de refugiados llamando a nuestras puertas. También de atentados con muertos inocentes, igual de inocentes que los que se producen diariamente en Siria, Irak y las costas griegas fronterizas con Turquía.

Mirar para otro lado implica dejarles hacer; asumir aquiescentes que sólo con más guerra y más muertos podemos construir una paz estable, supone aceptar la ceguera colectiva y el triunfo de esa minoría de poderosos que nunca va a sufrir las consecuencias de tanta destrucción como se perfila.

El 7 de septiembre el papa Francisco pronunció una frase que no debería dejarnos indiferentes: “Es necesario encontrar un solución, pero que no sea violenta, porque la violencia crea sólo nuevas heridas”.

Hacemos un llamamiento a aquellos que tienen responsabilidad ciudadana en función de su profesión y de su preparación, en especial a los creadores de opinión y a los intelectuales; también a la ciudadanía en general.

No podemos permitirnos silencios que otorgan complicidades.

Denunciamos la falsa puesta en escena de supuestos pactos de unidad frente al terrorismo yihadista, que pretenden desacreditar y señalar a todos los que no estamos por la criminalización del otro (refugiados, inmigrantes, musulmanes…diferentes) conformando un estado de opinión inquisitorial y que tiene una lectura electoral inmediata que no podemos ignorar.

Buscan domesticar nuestras conciencias para justificar posturas que nos conducen a la guerra.

¡No a la guerra!

¡No a oscuros intereses de élites privilegiadas a costa de sangre inocente!

Editorial Boletin de Diciembre Foro Social de Segovia