BOLETÍN FORO SOCIAL

Cualquier contenido de esta página puede ser usado o reproducido libremente.

LEE, BÁJETE LA EDICIÓN IMPRESA DE LOS BOLETINES DEL FORO SOCIAL DE SEGOVIA
¡¡¡YA ESTÁN TODOS!!!

viernes, 25 de noviembre de 2016

En Memoria MARCOS ANA


Desde Segovia nuestro reconocimiento y admiración a Marcos Ana (Fernando Macarro Castillo), uno de los últimos supervivientes de los presos que más tiempo cumplieron condena en las cárceles de Franco (23 años de presidio), comunista, escritor y poeta.

Quien más agitó la luz de la solidaridad internacional para con nuestras libertades. Aquel que dio vida con sus poemas a la ternura y el abrazo entre los pueblos.

Descanse en paz. Hasta siempre compañero. Vale la pena luchar.

“… No sabéis lo que es un hombre,
sangrando y roto, en un cepo…”

MI CASA Y MI CORAZÓN
(sueño de libertad)

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:
siempre abierta, como el mar,
el sol y el aire.

Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.

Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.

Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire.

-MARCOS ANA-

"Mi corazón es patio"...

«Soñé que el mundo era
un redondo espectáculo
envuelto por el cielo,
con ciudades y campos
en paz, con trigo y besos,
con ríos, montes y anchos
mares donde navegan
corazones y barcos.»

Marcos Ana (Fernando Macarro Castillo), uno de los últimos supervivientes de los presos que más tiempo cumplieron condena en las cárceles de Franco (23 años de presidio), comunista, escritor y poeta, permanece ingresado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid con pronóstico grave. Combatiente activo en defensa de la República, fue comisario político de la 44 Brigada Mixta.

Muy conocido por su papel activo en la solidaridad internacional con los presos y presas españolas durante el franquismo, dirigió desde París el Centro de Información y Solidaridad (CISE) con Pablo Picasso de Presidente de Honor. En 2007 publicó un libro de sus memorias (Decidme como es un árbol) muy bien acogido por los lectores. El director de cine Pedro Almodóvar adquirió los derechos de su biografía.

Su vida dedicada por entero a la lucha por la emancipación de los hombres y mujeres, su poesía y prosa reconocida en su tiempo por Pablo Neruda o Rafael Alberti fue traducida en la mayoría de los idiomas. El Gobierno de España le concedió las medallas de oro al Mérito de Trabajo (2009) y al Mérito de Bellas Artes (2011).

“… No sabéis lo que es un hombre,
sangrando y roto, en un cepo…”


“A los católicos”

Sí, lo comprendo.
Tú llevas una cruz sobre tu pecho,
tú rezas con fervor todos los días,
no esperas tu cosecha en este mundo:
hay ángeles que siegan con sus alas
las azules espigas de tus sueños.
Está bien.

Pero tu corazón ¿no está conmigo,
con su raíz en tierra inevitable?
Necesitas tu pan de cada día,
los pájaros, los árboles, el agua
y el aire que respiras.
Ven tus ojos paisajes
(cómo van a evitarlo si están vivos)
que dan pena o canción a tu mirada.

No lograrás cegarte,
ni huirte a una ladera solitaria,
ni enmudecer el grito de los hombres.
El amor sabe a incienso y es humano.

Mi madre era «Ana Santa»,
un puñado de carne consumida,
arrebujada y sola en el silencio,
que murió de rodillas —me contaron—
crucificada sobre un leño de llanto,
con mi nombre de hijo entre sus labios
pidiendo a Dios el fin de mis cadenas.

Hoy hay madres que rezan todavía
—miles de corazones prosternados—
por sus hijos heridos en las sombras.

Y otras que lucha, golpean
las puertas de la tierra,
exigen a los hombres la muerte de los muros.

Escúchame, quienquiera que tú seas,
si es que el amor a Dios el alma te ilumina,
no puedes de este mundo así marcharte,
emprender la gran senda con las manos vacías,
llegar ante las puertas de Dios, que tu fe sueña
existen bajo el Arco del Eterno Cobijo
para decir: Señor, Señor, no traigo nada;
dame un puesto al amor de tu lumbre divina.

Porque el Señor, tu Dios, contestaría:
«vete, rompe tus pies por los bermejos hielos infinitos,
apóyate en la vara nudosa de tus odios,
serás un caminante, para siempre, si no hallas
la palma del amor que no quisiste
tomar del árbol que plantó mi sangre»

Marcos Ana

De: “Poemas de la prisión y la vida”
Ed. Tabla Rasa y Ediciones Urano – 2011©


Fernando Macarro Castillo, nació en la pedanía de San Vicente, Alconada, Salamanca, el 20 de enero de 1920.
Fue el preso político que pasó más tiempo en las cárceles de la dictadura franquista, fue liberado en 1961, gracias a la actividad de la recién fundada Amnistía Internacional.
Tras pasar por la cárcel de Alcalá de Henares, terminó su trayectoria carcelaria en el penal de Burgos,donde permaneció desde 1946 hasta como decíamos el año 1961.
Su seudónimo proviene de los nombres de sus padres, Marcos y Ana.

También de Marcos Ana en este blog:

“Marcos Ana: Hablar en paz”: AQUÍ

“Marcos Ana: No rogamos clemencia”: AQUÍ

“Marcos Ana: Malditos sean”: AQUÍ

“Marcos Ana: Mi casa y mi corazón”: AQUÍ

“Marcos Ana: Canto absoluto a la libertad”: AQUÍ

“Marcos Ana: No rogamos clemencia”: AQUÍ

“Marcos Ana: Decidme como es un árbol”: AQUÍ

“Marcos Ana: Valientes, de Poemas de la prisión y la vida”: AQUÍ

“Marcos Ana: Mi corazón es patio”: AQUÍ

“Marcos Ana: Hablaré por vosotros”: AQUÍ

“Marcos Ana: Rómpete corazón, de Poemas de la prisión y la vida”: AQUÍ

“Marcos Ana: Mano abierta”: AQUÍ

“Marcos Ana: Oración a la Patria”: AQUÍ

“Marcos Ana: De río a río”: AQUÍ

Bibliografía:

Poemas desde la cárcel – Brasil. 1960.
España a tres voces – Buenos Aires: Ediciones Horizonte. 1961., en colaboración con Luis Alberto Quesada y Jesús López Pacheco
Las soledades del muro – Akal. 1977.
Decidme cómo es un árbol – Memoria de la prisión y la vida. Barcelona: Umbriel. 2007. ISBN 978-84-89367-40-1.
Poemas de la prisión y la vida – Barcelona: Umbriel testimonios. 2011. ISBN: 978-84-92915-07-1.
Vale la pena luchar – Espasa libros. 2013.

*La fotografía es de Krzysztof Trojanowski

- See more at: http://trianarts.com/marcos-ana-a-los-catolicos/#sthash.KYk6Izf0.kMu6pBkM.dpuf