BOLETÍN FORO SOCIAL

Cualquier contenido de esta página puede ser usado o reproducido libremente.

LEE, BÁJETE LA EDICIÓN IMPRESA DE LOS BOLETINES DEL FORO SOCIAL DE SEGOVIA
¡¡¡YA ESTÁN TODOS!!!

sábado, 20 de diciembre de 2014

Concentración en Segovia Contra la Ley de Seguridad Ciudadana-Ley Mordaza



La concentración ha comenzado sobre las 19:15 horas convocada por la PAH de Segovia apoyada por el Foro Social de Segovia contra Ley de Seguridad Ciudadana 'Ley Mordaza', en la plaza Mayor de Segovia ha comenzado con una cadena humana alrededor del árbol de Navidad y posterior lectura de manifiesto de la PAH Segovia en el Kiosco adornado con demandas ciudadanas; para desenmascarar a los falsos demócratas que pretenden acabar con libertades como el derecho a informar, a manifestarse y de expresión. Además, legaliza las deportaciones de inmigrantes. La norma permitirá sancionar a las personas que participen en manifestaciones o que agredan verbalmente a la Policía o la Guardia Civil. También delimitará el lugar y la hora de las protestas, con penas de hasta 600 euros de multa. Esta ley vulnera los derechos fundamentales, no podemos retroceder y perder derechos que tanto han costado conseguir.


Ahora, oponerse a un desalojo u ocupar una sucursal bancaria comportará multas altísimas e, incluso, la posibilidad de ir a prisión. Además, ejercer el derecho a huelga o manifestarse frente al Parlamento será delito. Por otra parte, los controles policiales serán aún más arbitrarios y los registros corporales serán habituales y estará prohibido captar pruebas visuales de maltrato policial y, por supuesto, esta nueva normativa nos sitúa en un sistema cada vez más dictatorial. El PP busca que los ciudadanos se lo piensen dos veces a la hora de manifestarse. Esta ley quiere parar la disidencia y la oposición a sus políticas. Por eso estamos aquí es más necesario que nunca que la ciudadanía se movilice.


La unidad ciudadana en la lucha, el derecho a decidir qué tipo de sociedad y qué tipo de economía queremos, la exigencia de la protección social para toda la ciudadanía, especialmente para los más vulnerables, y la solidaridad son nuestro mejor antídoto contra estos corruptos que envenenan nuestra sociedad condenándola a la precariedad, la pobreza y la solidaridad.