BOLETÍN FORO SOCIAL

Cualquier contenido de esta página puede ser usado o reproducido libremente.

LEE, BÁJETE LA EDICIÓN IMPRESA DE LOS BOLETINES DEL FORO SOCIAL DE SEGOVIA
¡¡¡YA ESTÁN TODOS!!!

sábado, 3 de octubre de 2015

Inauguración X Encuentro de Escritores “Otra forma de pensar, otra forma de escribir”


                                          Fotos;DIQ666
Solo audio de las intervenciones de esta jornada.

Momentos de la intervención:
00:00:00 Presentación; 00.03:48 Agustín García Matilla (Moderador); 00:08:50 Ana Pérez Cañamares; 00:11:00 Agustín García Matilla (Moderador); 00:13:17 LucioUrtubia Jiménez; 00:17:27 Agustín García Matilla (Moderador); 00:19:44 Eugenia Rico; 00:26:29 Agustín García Matilla (Moderador); 00:26:50 Ana Pérez Cañamares; 00:33:33 LucioUrtubia Jiménez; 00:49:22 Eugenia Rico; 00:57:15 Agustín García Matilla (Moderador); 00:58:11 LucioUrtubia Jiménez; 01:15:30 Intervenciones del público.
Video:


El viernes 2 de octubre tuvo lugar la inauguración y la Primera Jornada del X Encuentro de Escritores en la Academia de Historia y Arte de San Quirce, organizado por el Foro Social de Segovia.

En esta ocasión, la presentación corrió a cargo de Ángel Luis, en nombre del Foro Social de Segovia, quien dio la bienvenida a los ponentes y asistentes y presentó esta Primera Jornada como una herramienta cultural de transformación y otra forma de entender un mundo conflictivo.

A continuación, tomó la palabra el moderador, Agustín García Matilla, catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UVA, en el Campus de Segovia, quien calificó el Encuentro como una “antitertulia de televisión” y presentó a los componentes de la mesa, dando la palabra en primer lugar a Ana Pérez Cañamares, poetisa y escritora de relatos. Explicó que escribe para celebrar la vida y para condenar al mundo y que vivimos en una sociedad en la que las palabras tienen que ser defendidas, pues se las retuerce y manipula. También explicó que en la sociedad actual, tener corazón no permite tener ciertas ideas. Acto seguido procedió a recitar algunas de sus poesías que llegaron a emocionar al numeroso público asistente que agradeció todas ellas con sentidas ovaciones. Sus poesías versaron sobre la familia, la crisis, los sentimientos personales, sobre cómo ganar una guerra perdida, sobre la llegada de los mineros a Sol durante la acampada del 15M y sobre la necesidad de pelear por la utilidad de la palabra.


Se dio paso a Lucio Urtubia Jiménez, quien, a sus ochenta y cuatro años, según él mismo explicó, ha sido albañil, emigrante, anarquista, clandestino, cobijador de maquis, solidario con cuantas causas justas ha encontrado, falsificador, traficante, azote de los bancos y, siempre, una persona honesta. Comenzó su primera intervención con la frase “Esta puta sociedad se puede mejorar, todavía está todo por hacer” y explicó que las cárceles no son solución, que la anarquía es la única vía que existe para cambiar esta sociedad. A lo largo de sus sucesivas intervenciones desgranó momentos de su vida, señalando que nada de lo que vive le pertenece. Que desde el primer momento de su vida no tuvo que hacer ningún esfuerzo para perder el respeto a las instituciones, al estado y a la iglesia y que comenzó a robar, durante el servicio militar, al ejército de los fascistas, del que desertó odiando a su tierra, en la que solamente había vivido injusticias. Ese odio no lo mantiene hoy día, pues está viendo nacer ciertas cosas que le ilusionan. Explicó su vida en Francia, su encuentro con el anarquismo y su vida de solidaridad, falsificación y humanidad a raudales, que hoy explica por todo el mundo en charlas y encuentros como el de hoy en los que, inevitablemente, recibe el aplauso, el cariño y la admiración del público asistente.


Cerró el turno de las intervenciones Eugenia Rico, escritora y poeta, creadora de la novela interactiva. Explicó que está y siempre ha estado al lado de los malditos. Insistió en la necesidad de soñar, más importante que comer, y en que los artistas son necesarios para contar el sueño de los pueblos y que en la Literatura con mayúsculas cada cual sueña su propio sueño y se convierte en “director de su propia película”. No quiso dejar pasar la ocasión de comentar la pancarta colocada al fondo de la sala en la que podía leerse en grandes caracteres: “Segovia, ciudad refugio”, explicando que, para vergüenza de todos los presentes, en Tanzania, por ejemplo, se trata a los refugiados mejor que en Europa. Se calificó a sí misma como perteneciente a la generación de la caída del muro, generación a la que se ha tratado de engañar haciéndola creer que las cosas son como son y que no se pueden cambiar. Concluyó colocándose al lado de la gente condenada sin culpa.

Tras las exposiciones se abrió un debate con participación del numeroso público asistente, en el que se trataron temas de hondo calado, tales como la capacidad para no rendirse; la riqueza, frente a la que Lucio Urtubia explicó que él no está en contra si se usa para construir escuelas y hospitales; los crímenes cometidos contra la República por los sublevados; la vergonzosa actuación de los políticos de más alto nivel; la correcta utilización de los medios materiales de los que hoy disponemos, que permiten, por ejemplo, imprimir en casa documentos de identidad y repartirlos entre los que no tienen; la pérdida de respeto a la sociedad injusta…


Ana Pérez concluyó reflexionando sobre el ataque premeditado que se está produciendo contra la cultura desde los planes educativos, explicando que el poder prefiere a jóvenes aborregados que vean Gran Hermano antes que jóvenes cultos. Eugenia Rico reflexionó sobre el tema diciendo que hoy día leer es antisistema, por eso debemos leer y reunirnos para hablar, puesto que son verdaderos actos revolucionarios.