BOLETÍN FORO SOCIAL

Cualquier contenido de esta página puede ser usado o reproducido libremente.

LEE, BÁJETE LA EDICIÓN IMPRESA DE LOS BOLETINES DEL FORO SOCIAL DE SEGOVIA
¡¡¡YA ESTÁN TODOS!!!

jueves, 21 de julio de 2016

Segovia: El ozono troposférico y la calidadad del aire a análisis


Hoy se ha celebrado en Segovia una charla informativa organizada por Ecologistas en Acción sobre "Ozono troposférico y Calidad del Aire" en el Centro Cultural San José impartida por Miguel Ceballos que ha comenzado el acto con el dato de que hoy la estación de medición de la contaminación del aire de Segovia registraba valores de ozono por encima del valor objetivo para la protección de la salud según la OMS.

Una calidad del aire adecuada debe pasar por que la ciudadanía conozca en todo momento el estado del aire que respira, y porque se establezcan planes de acción que reduzcan la polución causada por el ozono.

La contaminación por ozono troposférico es una gran desconocida para muchas personas, pero causa cada año 17.000 muertes prematuras en Europa, 1.800 de ellas en España. Dos terceras partes de los cultivos y buena parte de nuestros bosques y espacios naturales soportan niveles de ozono que dañan la vegetación.





En cuanto a esos perjuicios para nuestra salud, Miguel Ceballos ha señalado que es un potente oxidante, ante exposiciones a altos niveles causa irritación de las mucosas, sensación de fatiga, impide respirar con normalidad y en los casos más graves puede acelerar enfermedades cardiovasculares .

Durante el verano de 2016, Ecologistas en Acción promueve una campaña de sensibilización e información a la población sobre el ozono troposférico que contempla en la zona centro de España, entre otras acciones: jornadas de sensibilización en Madrid y Guadalajara; una exposición divulgativa itinerante y actividades informativas sobre contaminación por ozono que recorre las provincias de Ávila, Segovia, Madrid, Guadalajara y Toledo.


El ozono es un gas complicado. No se emite directamente por ninguna fuente, pero los contaminantes que salen de los tubos de escape de los vehículos a motor, sobre todo diesel, en condiciones de fuerte insolación, reaccionan entre sí dando niveles de ozono malsanos a veces a una distancia importante de los focos originarios de contaminación. Según los límites que marca la Organización Mundial de la Salud, el ozono afecta negativamente a un 82% de la población española. Pero también tiene un importante efecto sobre los cultivos, pues disminuye su productividad.

Respirar aire limpio y sin riesgos para la salud es un derecho inalienable de todo ser humano. Está sobradamente demostrado que la contaminación atmosférica causa daños a la salud de los ciudadanos y al medio ambiente. Se trata de un problema con una importante vertiente local, pero también de magnitud planetaria, ya que los contaminantes pueden viajar largas distancias.

El origen de este problema en nuestras ciudades se encuentra principalmente en las emisiones originadas por el tráfico rodado. En determinadas regiones puede también resultar relevante el problema causado por determinadas industrias, centrales energéticas (térmicas y de ciclo combinado), refinerías e incineradoras; sin olvidar el aporte causado por fuentes naturales.

El ozono troposférico u “ozono malo”

El ozono (O3) es un gas incoloro generalmente y de un olor acre, cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno. La capa de ozono en los niveles altos de la atmósfera (estratosférico) constituye un filtro de protección contra las radiaciones solares. Sin embargo, el ozono en superficie (troposférico) resulta ser un contaminante que tiene graves impactos sobre la salud pública y los ecosistemas

El ozono troposférico no se emite directamente a la atmósfera. Es un contaminante secundario, esto es que se forma a partir de reacciones fotoquímicas complejas con intensa luz solar entre contaminantes primarios como son los óxidos de nitrógeno (NO, NO2) y compuestos orgánicos volátiles (COV) (ver figura 1). Los óxidos de nitrógeno se generan en los procesos de combustión y especialmente por el tráfico rodado. Los compuestos orgánicos volátiles se generan a partir de un número de fuentes variado, transporte por carretera, refinerías, pintura, limpieza en seco de tejidos, y otras actividades que implican el uso de disolventes.

El monóxido de carbono (CO) y el metano (CH4) también intervienen en la formación de O3. El metano, también un compuesto orgánico volátil, se genera en la minería del carbón, la extracción y distribución de gas natural, vertederos, aguas residuales, quema de biomasa, granjas de animales, etc. El ozono tiende a descomponerse en las zonas en las que existe una alta concentración de NO. Esto explica que su presencia en el centro de las grandes ciudades suele ser más baja que en los cinturones metropolitanos y en las áreas rurales circundantes.

En los últimos años, está aumentando la preocupación por un contaminante muy singular, que no sale de las chimeneas ni los tubos de escape, y que afecta más a las zonas rurales que a las grandes ciudades: el ozono troposférico.

La contaminación por ozono troposférico causa cada año 17.000 muertes prematuras en la Unión Europea, 1.800 de ellas en España. Dos terceras partes de los cultivos y buena parte de nuestros bosques y espacios naturales soportan niveles de ozono que dañan la vegetación.

Una calidad del aire adecuada debe pasar por que la ciudadanía conozca en todo momento el estado del aire que respira, y por que se establezcan planes de acción que reduzcan la polución causada por el ozono

¿Qué podemos hacer?

Fuente Ecologistas en Acción